Una fascinante colección de cuentos revive el impacto de la guerra y la necesidad de dejar la tierra debido a la violencia y la pobreza.

El aclamado escritor salvadoreño Mario Bencastro examina temas de guerra, separación y nostalgia en esta colección bilingüe de cuentos, poemas y una novela. Muchos de sus personajes son forzados a dejar su patria a causa de la violencia y la pobreza. Pero al encontrarse en la tierra prometida, lejos de su familia y amigos en un país cuya lengua y cultura no comprenden, muchos de ellos se sienten destruidos por sentimientos de pérdida y nostalgia.

      En “El niño dragón”, un grupo de huérfanos de la guerra civil salvadoreña se unen para sobrevivir, aun cuando son abusados por explotadores. En “El plan”, un exitoso millonario suizo retorna a su nativo El Salvador —el cual dejó como un huérfano indefenso— y ejecuta su despiadado plan para vengarse de los responsables del brutal asesinato de su familia. Y en “De Australia con amor”, una emigrante salvadoreña planea casarse con un paisano que conoció en la Internet, hasta que cae en la cuenta de que lo ha visto antes...

      Los lectores difícilmente olvidarán estas conmovedoras imágenes de Bencastro, espejo de la horrible realidad de la guerra y la dolorosa necesidad de dejar atrás todo lo querido.

Premio Internacional del Libro Latino, EEUU

"Mejor Novela de Ficción Historica"

Armando, el protagonista, regresa a Ausolia después de dos décadas de ausencia, con el objetivo de rescatar la memoria de su familia difunta cuyo paradero desconoce. La obra transcurre entre el reencuentro con lo familiar que yace doblemente sepultado: en el propio recuerdo y bajo la tierra.

      Ausolia es un pueblo conformado por dos comunidades: las familias acaudaladas que residen en las mansiones del centro y los habitantes de los barrios marginales. Dos ámbitos con sus propias realidades, protagonistas y leyendas, unidos por una red de lazos consanguíneos.

      “En la larga dimensión de la historia del lugar (quinientos años), la novela esboza el despojo de las tierras comunales indígenas, el paso del cultivo del añil al café, la matanza de 1932, el derecho de pernada de los hacendados, el militarismo, el despegue y el fin de la guerra civil, el éxodo migratorio hacia el norte.”

      “La mansión del olvido asume la tarea de develar el secreto de una cultura nacional cuyas raíces se sustentan en el autoritarismo patriarcal… lo reinvierte en utopía social para el bienestar de sus conciudadanos y familiares, irreconocidos por su mismo padre. Tal es la escritura que Bencastro esculpe en la estela mítica de su nueva novela.” —Rafael Lara-Martínez, “Premio Nacional de Cultura 2010”, El Salvador.

      “La mansión del olvido es una epopeya nacional.” —Nicolás Kanellos, Universidad de Houston, EEUU.

alondra.jpg

Musical, de amplio alcance estético y conceptual, y anclado en una vívida imaginación, Olas del East River recita la travesía lírica por el bajo Manhattan de Nueva York de un exiliado, a cuyo desembarco en los muelles de Brooklyn, recibe tres acciones valoradas en Fortuna, Drama y Fe, que deberá invertir según su ingenio en Wall Street, Nueva York.

Olas del East River revive la memoria del autor del río y el distrito financiero, la cual lo inspiró a crear esta mitología personal y poética.

Poema en veintiséis cantos, Olas del East River combina lugares y acontecimientos históricos con personajes ficticios y bíblicos, con epígrafes que reflejan el homenaje que Walt Whitman y Federico García Lorca le rindieron al East River.

“Olas del East River es un texto extraordinario por la riqueza de sus registros y las voces whitmanianas que logra convocar”.
—Rei Berroa, George Mason University, EEUU.

El vuelo de la alondra es un intrigante libro en que el autor combina su experiencia de pintor con su inventiva literaria para ofrecernos una “ficción pictórica”, en que la realidad y el arte convergen formando un mundo alucinante.

      Un experto en arte, Marc Douanier, es enviado a San Salvador por una subastadora de París para adquirir la obra de un artista local, que la crítica internacional califica como “magistral expresión del realismo fantástico del nuevo mundo,” y está siendo solicitada por importantes galerías, museos y colecciones privadas que incrementan rápidamente su valor monetario. Para llevar a cabo su misión el experto debe sortear situaciones extrañas como pinturas robadas y falsificadas, y sectas secretas que dificultan su tarea, encima de que el país del artista se encuentra en una convulsión política y social que le recuerda la histórica revolución francesa que conmocionó a su propia tierra hace siglos.

      Marc Douanier trae el especial encargo de comprar una pintura del artista salvadoreño para la colección del Museo de Louvre, pero antes debe resolver un misterio: ¿Por qué los cuadros quedan en blanco? ¿Qué sucede con las imágenes de las pinturas? ¿Se escapan ellas de su prisión de colores siguiendo al pueblo que lucha por liberarse de un opresivo sistema?

      El lema de Benjamín Cañas “Pinto la realidad como yo la imagino,” colorea estas páginas, y sus personajes pictóricos cobran vida en este mural novelesco.

      “Benjamín Cañas fue un virtuoso, un pintor inédito, reflexivo, que dejó una herencia al arte latinoamericano y al mundo.” –Bélgica Rodríguez, Directora del Museo de Arte de las Américas, Washington DC, EEUU, (1988-1994).

 
 
 
 
© 2020 by Mario Bencastro.